Plataformas de trabajo aéreo - cesta elevadora tipo araña

Carretilla elevadoraLa evolución general de la industria y los avances tecnológicos registrados en el último medio siglo ponen de manifiesto la creciente importancia del transporte de mercancías y de los trabajos realizados con plataformas elevadoras. Las carretillas elevadoras, encargadas de transportar las mercancías y organizar el almacén, entran en una nueva fase de evolución técnica, al igual que las plataformas de trabajo aéreas, diseñadas para gestionar espacios de difícil acceso.    

El característico brazo de treinta metros de largo de la plataforma de trabajo aéreo tipo "araña" permite a sus usuarios ascender hasta la cavidad de la nariz de una esfinge, lo que funciona bien con su chasis de oruga adaptado para navegar por terrenos difíciles e irregulares como la arena. Su inusual forma utilitaria, que le valió el apodo de "araña", le permite realizar tareas poco habituales tanto en el interior como en el exterior. Su versatilidad de uso es el mérito de su éxito en el mercado: con una plataforma así, podemos desarrollar espacios de difícil acceso. El ascensor es el más adecuado para los trabajos de conservación en los museos, la sustitución de las luces de una piscina o las inspecciones técnicas de las instalaciones bajo los tejados de los pabellones deportivos. Por otra parte, las "patas de araña" garantizan la seguridad de los trabajadores y no dañan el delicado suelo de los mencionados centros culturales y deportivos. Las dimensiones compactas del ascensor plegado le permiten circular por pasillos estrechos y colarse por puertas estrechas. Lo que habla a favor de su movilidad y asequibilidad es su bajo peso, para una grúa móvil, con una media de 4.700 kilogramos, lo que permite transportar la plataforma con un camión de 7,5 toneladas. Además, las nuevas versiones del ascensor "araña" son capaces de funcionar hasta ocho horas después de una carga de batería. Las versiones estándar también incluyen un sistema de posicionamiento automático y tipos de estabilización asimétrica. Los ascensores "araña" representan un cierto salto respecto a los ascensores de tijera con ruedas que conocemos desde hace tiempo. 

Las plataformas móviles están entrando en la siguiente fase de evolución tecnológica, como demuestran los camiones de transporte robotizados recientemente lanzados. Las plataformas anchas y de piso bajo se mueven de forma autónoma, lo que introduce nuevas soluciones logísticas para los almacenistas y gestores. A lo largo de los años, hemos visto más y más mejoras, lo que ha dado como resultado su reputación actual y el hecho de que sean buscados en los mercados de consumo. ¿Cuál es el secreto de esta marca y sus máquinas? Le invito a seguir leyendo.  

Carro de transporte Los códigos QR permiten a las máquinas maniobrar entre las estanterías y evitar los obstáculos fijos, así como a otras carretillas. Recogen objetos y los desplazan de forma autónoma, y son capaces de gestionar el almacén por sí mismos siguiendo las instrucciones del jefe. Sin embargo, esta tecnología existe desde hace mucho tiempo, así que ¿cuál es la génesis de su aumento de popularidad? Se trata del comercio en línea, en constante expansión (aumento de los pedidos), de la escasez de trabajadores y de la mejora del software de las carretillas. Gracias a su increíble maniobrabilidad y compacidad, son capaces de moverse en zonas estrechas, además de poder maniobrar sobre su propio eje y girar la carga que tienen a su disposición. Estos carros tienen una amplia gama de aplicaciones, desde el transporte de materiales a las líneas de producción hasta su entrega a las personas designadas. Pueden levantar cargas de hasta 600, 1000 o incluso 1500 kilogramos. Retiran las cargas de mercancías con la ayuda de mesas de transporte, bajo las cuales suben y recogen autónomamente la mercancía o el palé para llevarlo a un lugar predeterminado. Podemos seguir todo su recorrido gracias a los códigos QR, pero ¿cómo se automatiza totalmente el proceso de transporte? La respuesta son los escáneres láser encargados de detectar los obstáculos móviles y fijos. El carro regula su propia velocidad y emite señales de aviso cuando encuentra un obstáculo. En casos extremos, dispone de paradas de emergencia en todos los lados, y los amortiguadores instalados lo protegen de daños en caso de colisión. Hay fuerza en el grupo, los robots son los más adecuados para el trabajo de carga masiva del punto A al punto B. Su sistema de navegación digitalizada permite asignar tareas a distancia y reduce la mano de obra humana a una sola persona que gestiona su trabajo. Teniendo en cuenta los cambios que se están produciendo en las soluciones tecnológicas para las plataformas móviles, no nos sorprenderá ver dentro de unas décadas sólo almacenes que funcionen a distancia.  

Podemos diferenciar las carretillas elevadoras según su uso previsto, por ejemplo, en un almacén frigorífico. Las versiones más nuevas suelen caracterizarse por su gran capacidad de almacenamiento y sus dimensiones compactas, mejoradas respecto a los tipos más antiguos por la optimización para las condiciones de trabajo en un clima inhóspito. Estas carretillas se denominan de tipo N, es decir estrecho teniendo su salida en los almacenes de pequeña escala.   

Como estas carretillas necesitan un operador, se ha mejorado la dirección; el pequeño chasis y la compacidad antes mencionada garantizan la comodidad de conducción y de trabajo. Su rendimiento es mucho mayor que el de sus predecesores, gracias a soluciones energéticas que aumentan la eficiencia de su batería y a una mayor altura de elevación de 1,5 metros, lo que nos permite alcanzar un total de diez metros de altura, es decir, el cuarto piso de un bloque de viviendas. Se presenta en diferentes variantes con capacidades de elevación: 1,4 y 1,6 toneladas.  

¿Qué caracteriza el trabajo en un almacén frigorífico? La temperatura, por supuesto. La carretilla es apta para su uso incluso a temperaturas de hasta -30 °C, proporciona confort y cuida la salud de su operador, gracias a una cabina aislada y con calefacción, aumentando así su productividad. Las soluciones utilizadas están protegidas por ventanas y un techo transparente, que no se cubren de escarcha y no impiden la visibilidad durante las maniobras. Otro elemento moderno de su diseño es la instalación de una pantalla táctil y el diseño ergonómico del interior de la carretilla: todos los componentes están cerca unos de otros para facilitar el control.  

Si está interesado en ocupar el puesto de operador de plataformas móviles o carretillas elevadoras, le invitamos cordialmente a echar un vistazo a la oferta que le ofrece Centro de Formación de Operadores de CSO. Le ayudaremos a obtener las cualificaciones requeridas y a desarrollar las habilidades que necesita para el trabajo.  

INSCRIPCIÓN: +48 504 477 077